martes, 31 de mayo de 2011

"Ya se escapó mi ayer de tu mano por el parque; ya no hay palomas que se enreden con mis pies." Victor y Diego

imagen de internet




Las sombras


Las sombras nos envolvían,


protegida por tus brazos


mi cuerpo se estremecía.


Mis pensamientos volaban


creyendo que me querías,


cuando tus ojos y los míos


soñando se perseguían.


Humedeciendo mi piel con la humedad y el deseo,


de tu boca van cayendo palabras de desconsuelo.


Preguntabas, si te quiero,


si las cintas de mi pelo


hacen muncho que cayeron,


como potro desbocado


al viento llevo mi pelo.


Mi cuerpo junto a tu cuerpo,


en hielo lo convertías


y el manto que nos cubría


al tiempo se nos caía.