OTRA VEZ

Otra vez, otro ciclo, otro periodo, otra época.

Una vez más, romano, el tiempo nos acerca a tu pasado
dejarás alguna vez de lavarte las manos,
la hormiga trabaja silenciosa y levanta ciudades en el vientre de la tierra
tu gesto pudo mover montañas
pero movió tempestades,
pudo levantar pasiones, ardores,
pudo encumbrar a Roma
pero solo trajo secretos invisibles y odios escondidos

mira su testa coronada,
sus manos, en cruz ¿qué hará con esos clavos en ellas?
y esos pies cruzados,
y esa lanza en su costado.

Romano, no se sonroja tu alma,
al ver que una y otra vez, al lavar tus manos matas el poco aliento que le queda,
y esa corona de espinas que dejaste que le pusieran entre risas, ni una hoja de laurel
con las que premiar algunas de sus palabras, tristes y afligidas palabras,
que el aire arrastró como frágil pluma de ave blanca.

Al menos dejaste que cubrieran sus vergüenzas con una media sábana,
pero la mancharon, mancillaron ese lienzo blanco
con esa lanza,
pero ni una gota de ese liquido que fluye y filtra la vida
salio de su herida, nada.

Romano, hoy es el día, otra vez lo crucifican
hoy sin clavos,
lloran, tambores y trompetas
con voces de infantes

en otro ciclo, en otro espacio, se sigue matando
entierran sus cuerpos untados con oleos y sudarios blancos,
y pintan catafalcos sus tres caídas sobre mármoles blancos,
de acero son sus clavos.

¿Cuantas manos lavadas?
¿Cuántas coronas de espinas, cuántos pies cruzados
y lanzas en el costado?
imágenes perfumadas
envueltas en sabanas blancas
para soterrar al que matan,
con lanzas en sus costados.

De la Safor

Comentarios

  1. Muy bello el poema,la estrofa que más me impresiona es la última.
    Un beset

    Cris

    ResponderEliminar
  2. Wowww te vas superando día a día cielo...un homenaje precioso a esa Pascua que ya tenemos aquí...no soy muy religiosa pero el poema desde luego tiene una gran belleza, besitos cariñosos y Felices Pascuas...

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, yo he pensado lo mismo que Arwen! te has superado! muy bien!! Besos!

    ResponderEliminar
  4. Se lavan las manos y las tienen llenas de sangre.
    El ciclo se repite siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. El poema... ya lo dicen los otros comentarios, muy bueno.
    Pero el tema... solo diré una cosa para la reflexión de quien quiera reflexionar. Los Cristianos son muy dados a creer en el destino, pues como Jesucristo dijera en muchas ocasiones, todo esta escrito.
    Si así fuese, si todo esta escrito y existe el destino, ¿que culpa puede tener Pilatos por actuar si? si así tenia que ser. que culpa tubo Judas, Pedro por negarlo y todos y cada uno de nosotros, por hacer lo ya escrito.
    ¡Ah! y no me vale eso de, esta escrito pero no todo, cada uno lo puede cambiar. Pienso que la historia de Jesucristo contada como esta contada, es muy bella pero como cuento. Como real, no lo es nada.
    Es mi opinión. ¿Como va ese animo?
    Un abrazo Señora. Jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Cris,para mi es una alegría que te guste especialmente esa parte del poema, creo que es la más importante. Un beset

    Arwen,cielo un comentario muy positivo para mi. Cuando tenga un tiempo volvere a tu blog, tengo que ver ese video despacio. Un saludo.

    Hola Júlia, solo lo intento. Un veso

    Sí, MarianGardi, por desgracia así es, visite tu blog, impresionante la imagen de la entrada, tu poema nos da una lección de humildad. Un saludo

    ShiroDani, yo creo en el destino,se que es una contradicción pero pienso que todo esta escrito, pero todo se puede cambiar. Yo voy saliendo, gracias. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Interesante recordatorio histórico.
    Se seguirán lavando manos,
    con jabón de indiferencia...
    Besos para ti y esas tierras
    donde viven familiares muy queridos para mi, en Cheste

    ResponderEliminar
  8. Señora, no le puedo enviar los deberes para el próximo día d clase, aunque tampoco se, si tiene ánimos de asistir y mucho mas de hacerlos. Si quiere usted que le envíe los deberes envíeme su cuenta de correo para enviárselos.
    Atentamente uno que la sufre... pero solo de vez en cuando. Jajajaja
    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  9. Dice la Historia de Poncio Pilato:

    Pilato no era un buen hombre. Eso queda bien claro al leer su curriculum. El relato de los Evangelios nos muestra a un perfecto y cuadriculado burócrata preocupado por hacer cumplir la ley de Roma, exactamente igual que cualquier funcionario celoso de su deber. A lo largo de la Historia se han cargado mucho las tintas contra él, pero lo cierto es que no fue culpable directo de la muerte de Jesús. Es más, si leemos los Evangelios ¡que falta nos hace!, veremos cómo trató de evitar que Jesús fuera condenado porque jurídicamente no veía que hubiera cometido delito alguno. Pilato era el perfecto funcionario romano: con un cerebro frío y un corazón de piedra.
    PERO SE LAVÓ LAS MANOS....
    ¿Y ahora, algo ha cambiado?

    Como dice nuestra queria Marian: "Se lavan las manos y las tienen llenas de sangre.
    El ciclo se repite siempre"

    Eso era lo que quería decir yo.
    Pero la telepatía con Marian es tan grande...que menos mal que he leído su comentario antes de cometer un plagio involuntario.

    Me enternecen tus palabras, llegan al corazón.

    Felicidades por tu blog.
    Te añado al mío como recomendado.

    Mil besos amiga,
    Cris.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

AL TIEMPO LE PIDO TIEMPO Y EL TIEMPO; TIEMPO ME DA

Éxodo; 23, Nadie se presente a mí con las manos vacías