miércoles, 29 de mayo de 2013

Fuera de esto, que cada uno siga viviendo en la condición que Dios le dio.

                                             
                                          Imagen de Internet
 



                            Niña!! Sí, a ti te digo, a ti. Cánteme esa nana,
que ayer en tu ventana, cantabas a ese niño
que tienes escondido entre tus sabanas
que me tienes intrigà ¿es mancebo o es chaval?
 A la nana nanita, mi niño duerme,
a la nana nanita, no lo despiertes,
no lo despiertes  niña, no lo despiertes,
que entre mis brazos duerme,  mi niño duerme.
Mi niño los ojitos tiene abiertos
y mirando mi ombligo se va durmiendo.
Yo le canto bajito, cuando despiertes,
si despiertas con hambre, puedes saciarte,
atiborrarte puedes, mi niño, puedes,
no me pidas permiso, si estoy durmiendo
si despiertas con hambre, tú, no me llores.
Si al respirar, mi niño te estás ahogando,
no me llores mi niño, tú, no me llores,
los moquitos que tienes yo te los quito.
Yo te guardo el chupete entre mis pliegues,
envuelto entre mis sayas, duerme un poquito.
Los moquitos mi niño, yo te los quito.
Junto a mi ombligo, niño, una rosa tendrás en mi cestillo,
yo te la guardo niño junto a mi  ombligo,
junto a mi ombligo niño, yo te la guardo.
De la Safor


No hay comentarios:

Publicar un comentario