Lienzo de Rodolfo Costa 

       
                              Tierra, Madre, a través de un lienzo, veo amanecer el día
contemplo tu hermosura, siento nostalgia de tus cimas, 
necesito abrazarte como lo hace una amante.
Añoro esos días cuando estos versos te escribía 

No me busques:
No me busques entre ciudades repletas de  gente, ni en calles de asfalto.
Deja que piense…
Te esperaré en los montes,
 entre sombras de helechos,
 entre  las flores silvestres,
ahí, donde se paran las horas,
donde solo el olvido de las horas perdidas, 
donde duermen los duendes.
Búscame,  me encontrarás vestida del color de la tierra,
del color del silencio que desprenden las piedras,
de la risa del viento.
Vestida  con las plumas del ave que despide al invierno.
Untada de tomillo y  romero.
Búscame, estoy durmiendo mi sueño,
riendo como ríe el viento,  con los ojos abiertos.
De la Safor


Comentarios

Entradas populares de este blog

AL TIEMPO LE PIDO TIEMPO Y EL TIEMPO; TIEMPO ME DA

Los elegidos. Gritaban con gran voz, diciendo: Salud a nuestro Dios